martes, 30 de mayo de 2017

Campeones de Caracas: John Muñoz, superdotado del atletismo por JULIO BARAZARTE/CIUDAD CCS


Perteneció al grupo que le brindó gloria al país en los años 50 y 60; 

Su récord en salto largo de 7,68 metros duró 23 años


El exatleta John Muñoz se inició en la práctica del atletismo desde niño cuando estudiaba la primaria en la Escuela Nacional Francisco Pimentel y en defensa de los colores de ese instituto conquistó los primeros lugares en salto largo y en los 80 metros con vallas, en los Juegos Interescolares, realizados en Caracas en 1952.
Las competencias de atletismo, correspondientes a esos juegos, se realizaron en el desaparecido estadio José Pérez Colmenares, situado en Catia, pero antes había demostrado sus condiciones físicas innatas en los juegos infantiles que se efectuaban en el barrio El Cementerio, donde competía en saltos y carreras, en rivalidad con niños y jóvenes invitados de otras zonas de Caracas.
El deporte escolar lo condujo al Estadio Nacional donde, en los años 50, hubo un movimiento de aprendizaje y técnicas de atletismo infantil y juvenil que fueron muy bien asimiladas por Muñoz en las especialidades de saltos y carreras con obstáculos. 
Se entregó con pasión al deporte, cuya práctica lo llevó a escalar altas posiciones tanto en los certámenes celebrados en el país, como en el ámbito internacional.

ENTRE LOS GRANDES

En la época de su inicio como competidor obtuvo varios lauros en los torneos nacionales de atletismo, victorias que lo llevaron a colocarse en el grupo de luminarias que se paseaban por las pistas que existían en el territorio nacional.
La primera competencia fuera del país en la cual participó fue en el año 1959, en La Habana, Cuba, donde obtuvo la medalla de plata en la carrera de los 110 metros con vallas y allí comenzó su extraordinario recorrido en el atletismo en el plano internacional.
Ese mismo año participó en los VIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Caracas, donde tuvo una discreta actuación al enfrentarse a verdaderas lumbreras, que paseaban sus respectivas calidades por las pistas de todo el mundo.En 1960, aún señalado como novato con 21 años de edad, quedó finalista en los 110 metros con vallas de los Primeros Juegos Iberoamericanos, realizados en Santiago de Chile.
Su primera medalla de oro internacional la conquistó en salto largo, con 6 metros con 90 centímetros, en los Juegos Suramericanos efectuados en Lima, Perú, en el año 1961.En los IV Juegos Bolivarianos, llevados cabo en 1961, en Barranquilla, Colombia, se llenó de gloria al ganar medallas de oro en las pruebas de los 110 metros con vallas y en salto largoEn los IX Juegos Centroamericanos y del Caribe, escenificados en Kingston, Jamaica en 1962, repitió el oro en salto largo con un nuevo registro nacional y para ese certamen, con 7 metros y 68 centímetros. El récord estuvo vigente durante 23 años en Venezuela.
Luego continuó con destacadas actuaciones en los II Juegos Iberoamericanos, realizados en 1962, en Madrid, España, donde ganó la presea de bronce en salto largo.Ese mismo año se adjudicó la medalla de bronce en salto largo, cuando intervino con el seleccionado de los mejores atletas de Suramérica contra los de Europa, en torneo efectuado en Alemania.Siguió sus participaciones victoriosas con bronce en salto largo en los VI Juegos Panamericanos de Sao Paulo, Brasil, en 1963.
En los Juegos Suramericanos, efectuados en 1965 en Cali, Colombia, se apoderó del oro en los 110 metros con vallas, año en que se desempeñó también como jugador de voleibol de primera categoría con el equipo de la Escuela Industrial de Venezuela y, como si fuera poco, también fue jugador de baloncesto de la máxima división con el conjunto Unión.


DIRIGENTE, OTRA FASE DE SU CARRERA
Luego de egresar de la Escuela Nacional de Educación Física y Recreación cumplió distintos roles entre los cuales destacan el de director de Deportes de la Universidad Simón Bolívar, del antiguo Distrito Federal y miembro del directorio del IND.
________________________________________________________
Entre inmortales
Sus máximas hazañas en el atletismo las realizó cuando pertenecía al grupo de deportistas que, con mucha razón, fueron llamados los superdotados y Muñoz posee un sinfín de reconocimientos presidenciales. En esos pergaminos se aprecian las firmas de los expresidentes Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez, Jaime Lusinchi y Hugo Chávez.
Entre otros homenajes se encuentra el premio Buen Deportista YMCA, Atleta del Año otorgado por el Círculo de Periodistas Deportivos y posee las órdenes Brígido Iriarte, Miguel Sanabria, Mérito Deportivo, Francisco de Miranda y Lino de Clemente, entre otras. Todas en primera clase.
Igualmente se encuentra en los salones de la fama del Deporte Venezolano y del Atletismo.
JULIO BARAZARTE/CIUDAD CCS
FOTO JESÚS VARGAS 





martes, 18 de abril de 2017

El Universal 12 de octubre 2016

Hoy se cumplen 54 años del triunfo en el Iberoamericano de Atletismo

El 12 de octubre de 1962, la selección nacional se coronó campeona en la edición celebrada en Madrid, España. John Muñoz, protagonista en el evento, recuerda el especial momento. 
En el otoño madrileño de 1962, hace exactamente 54 años arribaron a el aeropuerto de Barajas en Madrid, 21 atletas -20 hombres y una mujer-, tres dirigentes, un masajista y dos periodistas.  Venezuela asistió al Campeonato Iberoamericano de Atletismo invitada por el Comité Olímpico Español y la Federación Española de Atletismo.
En el estadio de Vallehermoso enclavado en una aristocrática urbanización madrileña el 7 de octubre del año 1962, ante unas tribunas repletas de aficionados, el presidente del Comité Olímpico de España, dijo en el acto de inauguración: “atletas iberoamericanos, sed bienvenidos, seguid por el camino del deporte que es la vía de amistad y mutua comprensión entre los hombres y los pueblos. Madrid es, además, el viejo solar de vuestros mayores y más que huéspedes de honor sois como hijos a quienes se acogen con los brazos abiertos y el corazón esperanzado. Luchad con nobleza y decisión, que el triunfo corone el esfuerzo de los mejores y que os llevéis el más grato recuerdo de vuestra estancia en España”. Así abrió el evento José Antonio Elola–Olaso
Seis días después exactamente el 12 de octubre, día de la hispanidad, a la seis de la tarde y ante una nutrida concurrencia el locutor oficial de los Juegos, en el preciso momento en que un halo de luz se posara ante la bandera de siete estrellas de Venezuela, expresó: “se va a proclamar al país vencedor de los segundos Juegos Iberoamericanos de Atletismo, Venezuela campeón de Iberoamérica”.
Esas palabras jamás serán olvidadas por los venezolanos que fuimos testigos de tan extraordinaria hazaña deportiva, tanto para los que estábamos dentro del campo, así como el numeroso grupo de venezolanos que vivían en diferentes regiones de España y que se dieron cita en Madrid para apoyar al humilde equipo atlético de Venezuela. Minutos después se celebró la ceremonia de premiación donde el generalísimo Francisco Franco, presidente de España hizo entrega al señor Eduardo Alfonzo García, presidente de la Federación Venezolana de Atletismo del trofeo que testificó a Venezuela como el país vencedor del evento atlético que reunió a 18 naciones iberoamericanas.
Hoy 54 años después quiero rendirle honor a los compañeros que hoy no están presentes porque están esperando en el cielo a los que sobrevivimos. Las gracias a los familiares, al gremio de periodistas deportivos que nos bautizaron “los superdotados del atletismo venezolano” y a nuestros amigos que nunca nos han olvidado.
Deseo que los jóvenes que practiquen el deporte de pista y campo y sean iluminados por la pasión de esta disciplina puedan darle a este país tan necesitado de alegrías y de satisfacciones, hazañas como la narrada en estas líneas y sentir, vivir, lo que significa oír y hacer escuchar las gloriosas notas del himno patrio en Europa o en cualquier lugar el mundo.
Honor a: Eduardo Alfonzo García (+), delegado; Ladislao Lazar (+) entrenador; Elio Bohorques (+) subdelegado; Eloy Serrano (+) masajista; Rafael Ruggieri (+) periodista; Omar Lares (+) periodista; Gisela Vidal, Danilo Cereali (+), Brígido Iriarte (+), Teofilo Davis Bell (+), Andrew Faure (+), Horacio Esteves Orihuela (+), Arquimedes Herrera (+) José López (+), Jesús Rodríguez (+) Héctor Thomas (+), Ramón Bastardo, Lancelot Bob Nelson, Roberto Carabaca, Hortensio Fusil, Loyd Murat, Leslie Mentor, Aristides Pineda, Rafael Romero, Alves Thomas y Víctor Maldonado.

sábado, 15 de abril de 2017

Jubilado pero en Reserva. Enero 1988. El Nacional

Estoy jubilado pero en la "reserva" para seguir en la pista para seguir luchando por el rescate de la democracia en Venezuela. Si algo aprendí del deporte en los grandes eventos atléticos es que nunca me rendía y casi todas las medallas de oro que le di a mi país fueron en mi último intento del salto "la lucha es de resistencia y de bolas", los que se rinden en su mayoría son unos cobardes, esperan los resultados sentados...JUBILADO PERO EN LA RESERVA, no te rindas venezolano, no te rindas coñooooooo....!